Frank Calviño /

¿Cómo hacer una etiqueta de envío? Guía paso a paso

Hoy en día, gracias al ecommerce, salen cientos de miles – sino millones – de paquetes a diario desde almacenes en todas partes del mundo, hasta nuestros hogares. ¿Pero cómo hacen este enjambre de productos y paquetes para llegar sanos y salvos a su destino: pues gracias a las etiquetas de envío.

¿Cómo hacer una etiqueta de envío? Guía paso a paso

Ilustración de Nicola Giorgio

Por eso, para poder enviar tus productos de forma efectiva, necesitarás dominar las etiquetas de envío. ¡Pero tranquilo, te tenemos cubierto! En esta guía aprenderás todo lo que necesitas para hacerlo. 

¿Qué es una etiqueta de envíos? 

Una etiqueta de envío,  es una etiqueta que se coloca – se adhiere generalmente – en un paquete que será envíado por un servicio de correos. Esta etiqueta tiene que contener toda la información necesaria para que el paquete llegue a su destinatario final, en el caso de los ecommerce, al comprador. 

Esta información clave generalmente incluye: código postal, país, número de seguimiento, fecha, cantidad de paquetes, peso, dirección, y datos como la calle, la ciudad, la comunidad autónoma o región. 

Las etiquetas de envío, llamadas también etiquetas de remitente y destinatario o etiquetas de correos, también pueden especificar el contenido del paquete. Esto es útil particularmente si son para envíos internacionales, en los que quizás por razones de aduana nos pidan incluir esta información en la etiqueta. 

Generalmente, cuando es así, podemos utilizar el  HS Code, también llamado Sistema Armonizado.  

¿El método de envío se añade a la etiqueta de correos?  

No existe una regla universal sobre esto. Pero muchos proveedores logísticos, empresas de paquetería y servicios de correo, suelen añadir el método de envío – por ejemplo si es express, standard, urgente o 24 horas – para alertar a todas las personas involucradas en la cadena logística del tipo de servicio que se ha pagado y de los tiempos esperados por el vendedor y el comprador. 

Si el servicio de paquetería que usas no añade esta información, estaría bien que la añadas tú mismo. 

Y esto es algo en lo que isendu puede ayudarte con su funcionalidad para que puedas crear etiquetas de envío personalizadas con un solo click. 

Recuerda: Las etiquetas de envíos contienen la información específica de cada paquete y envío. Por eso son únicas y las etiquetas antiguas no se pueden reutilizar. Debes crear una nueva para cada envío y te recomendamos destruir las que hayas guardado por errores, si no las necesitas archivar por alguna razón logística, para evitar confusiones. 

¿Cómo hacer la etiqueta para enviar un paquete?

Existen muchas formas de hacer una etiqueta de envíos, pero generalmente todas incluyen al menos esta información: 

  •  Nombre y dirección del remitente – empresa y figura fiscal en muchos casos – 
  • El nombre y la dirección del destinatario.
  • MaxiCode: Un código creado por el servicio postal de Estados Unidos que es de uso gratuito y que se ha convertido en el estándar en muchos países por su facilidad y flexibilidad para que lo pueda leer una máquina en cualquier dirección.
  • El código de ruta: informa sobre la ruta del paquete durante el proceso de clasificación.
  • El código postal de barras: el código postal del destino. A diferencia del MaxiCode este código tiene un dirección para su lectura y generalmente, es leído por operadores humanos o por sistemas automatizados que giran los paquetes para leerlo correctamente. 
  •  Un número de seguimiento: Este es el número de tracking que se le suele envíar al destinatario para que pueda consultar con el proveedor logístico el estado y ubicación de su paquete. 

Finalmente, como indicamos antes, es recomendable añadir el método de envío elegido, para que todos los que manipulen el paquete, colaboren en cumplir con los tiempos y condiciones de entrega contratadas. 

¿Hay plantillas para hacer etiquetas de correos? 

Sí. Si haces un paneo rápido por Google encontrarás cientos de plantillas, algunas inclusive siguiendo formatos recomendados por las grandes empresas de la paquetería como Correos o DHL. 

Pero si quieres una recomendación que realmente pueda ser ideal para tu ecommerce, te diríamos que hagas la prueba con las plantillas configurables en un solo click que te ofrece isendu. ¡Verás que son muy fáciles y rápidas! Estas etiquetas las puedes dejar armadas en configuraciones diferentes para cada producto y luego aplicarlas con rapidez en cada caso. 

Además, isendu también te permite crear listas de picking y listas de recogida con 1 clic, sincronizando el estado de envío en tu e-commerce. ¿Y por qué isendu tiene todas estas funciones? Pues muy sencillo, porque uno de los conceptos clave de isendu es poder convertir tu logística en un activo de marketing. Esto es, usar tu logística para ayudar a crecer a tu marca o negocio. 

¿Puedo tener problemas legales por un error en la etiqueta de envíos?

En general no. En España – al menos por ahora – lo que sí existe es la inviolabilidad del correo, como está recogido en la ley  43/2010 emitida en el BOE. ¿Por qué te decimos esto? Porque una etiqueta mal puesta puede llevar a un operador logístico, o alguna persona en la cadena de transporte o destino final, a abrir un paquete que no le corresponde. Lo cual, en teoría, estaría violentando esta ley. 

Pero en la práctica, no suele haber problemas mayores porque se infiere que no existe mala intención. 

Lo que sí puede sucederte – esto de seguro, vamos – es que si colocas mal la información en la etiqueta de envío, el pedido no llegue a su destino a tiempo o no llegue nunca. Si esto sucede, muy probablemente tendrás que hacer un reembolso y/o cumplir con alguna penalización, dependiendo de tus prácticas y política de reembolso y devolución. 

Claro está, si el paquete no llega al destinatario y se demuestra que fue error del propio comprador al colocar mal su información, pues él correrá con la culpa será el comprador. 

¿Dónde se pone la etiqueta en un paquete?

Lo más recomendable es fijar con adhesivo fuerte las etiquetas de envío a la parte superior de las cajas. Esto es para garantizar su verticalidad más tiempo durante el tránsito, ya que por norma general es aceptado que la etiqueta siempre estará en el tope del paquete. Esta simple instrucción no solo aumenta la visibilidad de la etiqueta durante toda la cadena de transporte – algo clave para evitar errores – sino que además facilita la lectura de los códigos que pueda tener y además colabora en mantener la integridad del producto pues está siendo transportado en la posición correcta. 

En los palets, el caso es diferente. Se suele recomendar que la etiqueta de correos se coloque en el lateral de los palets. 

Pero ten presente que las empresas de paquetería tienen sus propios protocolos para esto y lo más seguro es que el operador logístico te indique exactamente dónde necesitan que coloques la etiqueta de envío. 

¡Con toda esta información ya estás listo para crear tus etiquetas de envío y vender con total tranquilidad!

COMPARTE EL ARTÍCULO
Frank Calviño

Redactado por:

Frank Calviño

Periodista

Creador de contenido multimedia, especializado en e-commerce y marketing digital.

Ilustración de

Nicola Giorgio

Freelance illustrator / graphic designer

Nicola Giorgio è un illustratore freelance con base a Firenze. È parte di Muttnik, collettivo che si occupa di progetti di comunicazione visiva e di illustrazione con particolare attenzione nei confronti delle realtà culturali, espositive e aziendali. Di recente ha fondato La Sedia Blu, associazione che si occupa di promozione alla lettura, attività laboratoriali, corsi di formazione e eventi legati al mondo della letteratura per bambini e ragazzi.

Nicola Giorgio