Núria Ordeig /

Envío a contra reembolso: ¿Qué es y cómo funciona?

Si tienes una tienda online o estás acostumbrado a realizar compras por internet seguramente habrás escuchado hablar del envío a contra reembolso, también conocido como envío a cobro revertido.

Envío a contra reembolso: ¿Qué es y cómo funciona?

Ilustración de Francesco Zorzi

El envío a contra reembolso es un método de pago utilizado en las ventas a distancia como por ejemplo por Internet, teléfono o por catálogo. Este método permite a los usuarios pagar en el momento que se les entrega el paquete. Es una muy buena forma de compra, ya que de esta manera los clientes no tienen que pagar en línea ni dejar sus datos bancarios, si no que cuando reciben el paquete lo pueden pagar directamente. 

Las tarjetas de crédito y las cuentas corrientes no están necesariamente al alcance de todos, por eso, existen métodos como hacer el envío a contra reembolso que permiten a los usuarios que no cuentan con esas herramientas poder comprar en línea. 

Ofrecer pago a contra reembolso puede llegar a ser un coste para la empresa un poco más alto, ya que no todos los servicios de mensajería ofrecen este método. Sin embargo, no debemos olvidarnos de todas esas personas que sí que prefieren este método de pago y por eso en este artículo queremos ayudarte a conocer más sobre enviar paquetes a contra reembolso para que puedas evaluar si lo necesitas en tu ecommerce. 

¿Qué es el envío a contrarembolso?

Cómo ya hemos comentado anteriormente, el envío a contra reembolso es realizar la compra de un producto sin pagar en línea, si no que realizamos el pago del producto una vez lo hemos recibido. Para que éste servicio a contrarembolso funcione es imprescindible que haya alguien que recoja el paquete y pague el importe previsto del producto y del envío.  Por lo tanto será importante especificar al cliente todas las implicaciones que tendrá el método de pago contra reembolso. Esto facilitará todo el flujo de compra y entrega. 

Por ejemplo, imaginemos que hemos comprado una mesa a contra reembolso en una tienda online, cuando la mensajería de contra reembolso llame a nuestra puerta deberemos tener disponible, en la mayoría de los casos, efectivo para poder pagarlo. Seguidamente el mensajero nos entregará el paquete a contra reembolso y nos hará firmar un albarán en el que debe quedar claro que se ha recibido el pago.

Envío a contra reembolso ¿Cómo funciona?

Ahora que ya sabemos qué es el envío a contra reembolso podemos profundizar en entender cómo funciona para que puedas evaluar si lo necesitas en tu ecommerce. 

Como sabemos, las formas más habituales de pagos mediante tiendas online suelen ser tarjeta de crédito, cuenta bancaria u otras formas como Paypal o Bizum. Todos estos métodos de pago son seleccionados al final del proceso del pedido, lo mismo pasa con la opción a contra reembolso, ya que nos aparecerá una opción que será ‘envío a contra reembolso’. Una vez seleccionamos esta opción recibiremos el email transaccional de pedido efectuado correctamente con todas las indicaciones de entrega y nos recordará que tengamos preparado el dinero para realizar el pago a la compañía de paquetería a contra reembolso. En la mayoría de los casos, el usuario sólo tendrá que seguir la ruta del pedido que proporciona la ecommerce mediante un email. 

En general, los métodos de pago a contra reembolso requieren que el servicio de mensajería acepte efectivo o un cheque. Cada empresa dispondrá de distintas modalidades en cuanto a mandar a contra reembolso que tendrás que revisar con atención para poder ofrecer la que mejor convenga a tus clientes. 

Ventajas del envío a contrareembolso

Es el método de pago online más seguro que existe en cuanto a compras por Internet y también en compras a distancia (por teléfono o por catálogo). De esta forma el usuario no arriesga nada, ya que solo paga cuando tiene delante su artículo. 

Es una muy buena forma cuando es la primera vez que el comprador compra en el sitio web, de esta manera no solo podrá probar tus productos sino también la fiabilidad, la transparencia y las garantías que ofrece la ecommerce. 

Mandar un paquete a contrareembolso te permitirá tranquilizar a todos tus compradores. Además si están contentos con el artículo adquirido seguramente repetirán y te ayudarán a hacer crecer tu negocio

En definitiva, el hecho de que el pago no se haga por adelantado hace que el comprador pueda estar seguro que no pagará sin recibir nada. 

Inconvenientes del envío a contrareembolso

Seguramente el inconveniente más evidente son los costes para la marca, ya que las tarifas a contrareembolso no son baratas: 

  • El coste: el precio de envío a contra reembolso es alto. Por eso, si quieres utilizar este método tendrás que tenerlo en cuenta en los costes de producción y flujos de ventas. 
  • Hay máximo a pagar: Como se tiene que dar el dinero al transportista, normalmente en efectivo, hay una cantidad límite a pagar que suele ser de 1.000 euros. Por lo que por compras más altas a 1.000 euros no se podría efectuar este método. 
  • Pagar antes de abrir el pedido: En el envío a contrareembolso recibimos el paquete y antes de abrirlo tenemos que pagar. Eso es un riesgo, ya que dentro del paquete puede que haya habido un error y que no esté el artículo que hemos comprado. 
  • Ausencia del cliente: hay veces que el comprador no está presente en el momento de la entrega del producto. Si el coste del producto ya ha sido pagado no es problema, pero en este caso la entrega debe realizarse necesariamente en presencia de alguien que pueda pagar. Si quien tenga que recibir el producto no está en la dirección indicada para la entrega, el mensajero se verá obligado a devolver el producto al remitente, con costes adicionales para la empresa. 
  • Falta de efectivo: ¿qué pasa si el cliente no tiene la cantidad exacta para pagar? Quedará el envío nulo y el vendedor deberá de ocuparse de gestionar la devolución del artículo y los gastos relacionados. 

¿Cómo enviar un paquete a contra reembolso? 

Para enviar un paquete a contra reembolso, debemos antes ponernos en contacto con nuestro servicio de mensajería habitual para evaluar los costes y ver si nos puede ayudar tener este tipo de envío. Seguidamente, cuando hemos añadido este método a la página web, simplemente abonamos el precio del artículo y procedemos a hacer el envío del producto de forma habitual, hasta que el cliente recibe el paquete y paga al mensajero. Finalmente la empresa de mensajería nos paga el producto. 

¿Cuánto cuesta un envío a contra rembolso?

Los costes de envío a contra reembolso deben calcularse bien tanto para la marca como para el cliente. Además, para decidir si dar la oportunidad a tus clientes de utilizar este método es importante saber bien las limitaciones que existen, ya que tal y como comentamos en los inconvenientes, el máximo de pago es de 1.000 euros.

Cada canal de mensajería tiene diferentes reglas aplicadas al sistema de pago contra reembolso. Por lo que antes de nada, te recomendamos examinar todas las posibilidades que te permitan elegir el transportista que mejor se adapte a las necesidades de tu ecommerce pero también a las necesidades de tus clientes. 

Como hemos visto, el pago a contra reembolso tiene unos costes fijos que hay que explicar en la fase de check out y que se sumarán al coste del producto. Esto pasa porque el vendedor puede cobrar al cliente una parte de los costes, pero la otra la tendrás que asumir tú. Por la parte del cliente, el pago al mensajero incluirá el coste del producto y el coste del envío a contra reembolso. Por lo que diríamos que los gastos del envío a contra reembolso no son baratos y tienen un precio alto

¿Cómo se gestionan las devoluciones con los pagos a contra reembolso?

De la misma manera que podemos hacer devoluciones cuando pagamos en línea, con el contra reembolso también podemos hacer devoluciones y reembolsos. Para los clientes que opten por comprar a través de tiendas online en Europa, las políticas de devolución están reguladas por la Directiva 1999/44/CE.

Esta legislación establece que el cliente que compró online puede decidir devolver el producto y que dentro de las dos semanas siguientes a la fecha de recepción debe devolverla al vendedor en las mismas condiciones en que la recibió.

Seguidamente la marca deberá reembolsar el importe total del pago realizado por el cliente y, también en este caso, el tiempo disponible es de 14 días. 

Pero, ¿qué sucede si un cliente recibe un producto manipulado, dañado o que no cumple con lo declarado por el vendedor durante la fase de venta? El cliente puede presentar una reclamación al vendedor e informarse sobre cómo obtener una indemnización por daños y perjuicios además del reembolso de los gastos incurridos. Pero ojo: como vendedor, puedes solicitar pruebas fotográficas antes de la devolución del producto para asegurarte de que cualquier defecto es realmente de fabricación o bien por si el producto ha sido dañado o manipulado durante el envío o por el propio cliente.

Si has recibido un pago contra reembolso y el cliente ha cambiado de opinión sobre el producto recibido, se puede hacer una solicitud de devolución, gestionando los cambios de devolución en función de las formas de pago que hayas permitido.

A menudo, para los clientes que completan la compra con reembolso, si se cumplen todos los requisitos, se realiza mediante transferencia bancaria. Por lo tanto, será necesario proporcionar su IBAN adjuntando a la solicitud de devolución. Por lo general, todos los vendedores en línea ponen a su disposición formularios para completar al respecto.

En el caso de que los productos estén dañados pero no sean responsabilidad del vendedor, es posible que el reembolso se reduzca debido a los costos estimados del daño en cuestión.

Ahora que ya sabes como funciona enviar algo a contra reembolso, ya podrás evaluar si es un método que debes incorporar en tu ecommerce o prefieres seguir con la opción de pago en línea. 

COMPARTE EL ARTÍCULO
Núria Ordeig

Redactado por:

Núria Ordeig

Country Manager Spain

Ayudo a los e-commerce a crecer, transformando el proceso de envíos en una oportunidad.

Ilustración de

Francesco Zorzi

Illustratore, Visual Designer, Direttore Creativo

Illustratore, visual designer, direttore creativo con un background multidisciplinare in architettura e grafica, si divide fra Firenze e New York. I suoi lavori vengono pubblicati su giornali e riviste come The Wall Street Journal, The Boston Globe, AdAge, La Stampa tra gli altri. È creative director di isendu, di cui ha curato il progetto di redesign.

Francesco Zorzi